TRATAMIENTO DE LA INCONTINENCIA URINARIA

TRATAMIENTO DE LA INCONTINENCIA URINARIA

TRATAMIENTO  DE LA INCONTINENCIA URINARIA : MECANISMO DE ACCIÓN DE LA TECNOLOGÍA HIFEM™ 

 

LA TECNOLOGÍA HIFEM* PRODUCE UNA ESTIMULACIÓN PROFUNDA DE LOS MÚSCULOS DEL SUELO PÉLVICO Y RESTAURA EL CONTROL NEUROMUSCULAR.

 

• La clave de su eficacia se basa en la energía electromagnética focalizada, en una penetración profunda y en la estimulación de toda la zona del suelo pélvico.

• Una sola sesión de HIFEM produce miles de contracciones musculares supramáximas en el suelo pélvico, que tienen una importancia fundamental en la reeducación muscular de las pacientes incontinentes.

• Debido a la debilidad de los músculos del suelo pélvico, las pacientes incontinentes no pueden realizar programas de ejercicio de una frecuencia de repetición elevada.

 

La función de los músculos del suelo pélvico

Los músculos del suelo pélvico (MSP) constituyen el grupo de músculos que soportan los órganos del suelo pélvico y controlan la continencia.

Por causa del envejecimiento normal del organismo, los partos y la menopausia, los MSP se debilitan y no proporcionan apoyo suficiente a los órganos del suelo pélvico. Estos trastornos están directamente relacionados con la incontinencia.

incontinencia y predida de orina
Incontinencia de Orina

 

La incontinencia se define como la pérdida involuntaria de orina. La Sociedad Internacional de Continencia define 3 tipos principales de incontinencia según la etiología.

La incontinencia urinaria de esfuerzo (IUE) consiste en la pérdida de orina cuando se producen episodios que aumentan la presión intraabdominal (p. ej., toser, estornudar, reír, levantar objetos, etc.). La IUE tiene su origen en la pérdida de soporte de la uretra y el debilitamiento de los MSP como consecuencia de los daños en las estructurade soporte pélvico. Además, la IUE está estrechamente relacionada con los partos vaginales y la menopausia.

El segundo tipo está asociado a un intenso deseo de orinar y a contracciones patológicas de la vejiga; se trata de la denominada incontinencia de urgencia. La incontinencia de urgencia es una disfunción neuromuscular y normalmente constituye un síntoma de un problema subyacente (p. ej., diabetes mellitus).

 

El tercer tipo es la incontinencia urinaria combinada y consiste en una combinación de síntomas tanto de IUE como de incontinencia de urgencia.

En los 3 tipos, las pacientes no pueden contraer los MSP correctamente debido a la debilidad muscular, como en el caso de la IUE, o por causa de una hiperactividad patológica de la vejiga, como en el caso de la IU de urgencia.

 

Tecnología HIFEM

 

La tecnología HIFEM provoca contracciones intensas de los  MSP mediante el tratamiento del tejido neuromuscular y la inducción de corrientes eléctricas. Las corrientes eléctricas despolarizan las neuronas, lo que da lugar a contracciones concéntricas y eleva todos los MSP. La clave de su eficacia se basa en la energía electromagnética focalizada, en una penetración profunda y en la estimulación de toda la zona del suelo pélvico. Esto modifica directamente la estructura muscular, lo que permite un crecimiento más eficiente de las miofibrillas (hipertrofia de fibras musculares) y la creación de nuevas hebras de proteínas y fibras musculares (hiperplasia de fibras musculares). La tecnología HIFEM produce una estimulación profunda de los MSP y restaura el control neuromuscular.

 

Contracciones supra máximas de los músculos del suelo pélvico

 

La contracción voluntaria máxima (CVM) es la mayor cantidad de tensión que podría desarrollar y mantener el músculo desde el punto de vista fisiológico, aunque normalmente solo durante una fracción de segundo. Las contracciones con una tensión superior a la CVM se definen como supra máximas. La tecnología HIFEM puede crear contracciones supra máximas de los MSP y mantenerlas durante un par de segundos (véase la figura 1). Estas contracciones son independientes de la función cerebral y abordan directamente los nervios periféricos de la región del suelo pélvico. Este fenómeno provoca contracciones supra máximas que normalmente no es posible lograr con la actividad voluntaria muscular (p. ej., ejercicios de Kegel).
La clave de la eficacia de la tecnología HIFEM radica en el aumento gradual de la intensidad de los campos electromagnéticos enfocados y la frecuencia de los pulsos, que da lugar a una intensidad de las contracciones única.
Durante una sesión con la tecnología HIFEM, se realizan miles de contracciones supra máximas de los MSP. Este método tiene una importancia fundamental para la reeducación de los MSP, dado que las pacientes no pueden realizar este programa de ejercicio de alta velocidad de repetición debido a la debilidad de los MSP. Este efecto no puede lograrse con el ejercicio normal (p. ej., Kegel).

 

Protocolo del tratamiento con HIFEM

 

El protocolo del tratamiento con HIFEM dura alrededor de 30 minutos y consta de 3 fases diferentes. Estas fases garantizan una intensa toma de conciencia de los MSP debilitados, así como la estimulación y relajación de los MSP.
La repetición de estas fases y la administración de energía electromagnética focalizada provoca la estimulación, adaptación y remodelación de los músculos del suelo pélvico.

 

 

Referencias:

1. Abrams P, Blaivas JG, Stanton SL, Andersen JT. The Standardisation of Terminology of Lower Urinary Tract Function. The International Continence
Society Committee on Standartisation of Terminology. Scand d Suppl 1998;114:5-19.
2. Almeida FG, Bruschini H, Srougi M.: Urodynamic and clinical evaluation of 91 female patients with urinary incontinence treated with perineal magnetic
stimulation: 1-year follow-up. J Urol. 2004 Apr; 171(4), pages 1571-4.
3. Bickford, R., Guidi, M., Fortesque, P. and Swenson, M. (1987). Magnetic stimulation of human peripheral nerve and brain. Neurosurgery, 20(1), pp.110-116.
4. Coletti, D., Teodori, L., Albertini, M., Rocchi, M., Pristerà, A., Fini, M., Molinaro, M. and Adamo, S. (2007). Static magnetic fields enhance skeletal muscle
differentiation in vitro by improving myoblast alignment. Cytometry Part A, 71A(10), pp.846-856.
5. Ishikawa N., Suda S., Sasaki T. et al., Development of a non-invasive treatment system for urinary incontinence using a functional continuous magnetic
stimulator (FCMS) , Medical & Biological Engineering & Computing, 1998, 36, 704-71.
6. Ostrovidov, S., Hosseini, V., Ahadian, S., Fujie, T., Parthiban, S., Ramalingam, M., Bae, H., Kaji, H. and Khademhosseini, A. (2014). Skeletal Muscle Tissue
Engineering: Methods to Form Skeletal Myotubes and Their Applications. Tissue Engineering Part B: Reviews, 20(5), pp.403-436.
7. Stölting, M., Arnold, A., Haralampieva, D., Handschin, C., Sulser, T. and Eberli, D. (2016). Magnetic stimulation supports muscle and nerve regeneration
after trauma in mice. Muscle & Nerve, 53(4), pp.598-607.
8. Wallis, M., Davies, E., Thalib, L. and Griffiths, S. (2011). Pelvic Static Magnetic Stimulation to Control Urinary Incontinence in Older Women:
A Randomized Controlled Trial. Clinical Medicine & Research, 10(1), pp.7-14.
BTL_Emsella_LF_Mechanism-of-acti

Un comentario

  1. El EMSELLA:

    El BTL EMSELLA es una silla que utiliza la tecnología HIFEM®, que en resumen es la emisión de un campo magnético focalizado y pulsado de alta intensidad, para inducir en el nervio locomotor asociado al suelo pélvico un impulso eléctrico, simulando así el impulso cerebral correspondiente. Así pues podemos generar diferentes tipos de contracciones musculares, según las diferentes cargas generadas (potencia de contracción emitida), secuencias (programa de contracción y relajación en ascenso, mantenido, subida en escalón, sinusoidal) y estímulos (hasta 150 contracciones por segundo), pretendiendo con ello provocar una serie de esfuerzos musculares intensos, o livianos con el objetivo de reeducar la musculatura y su control (Principios básicos de la neuromodulación), aumentar el flujo sanguíneo local, tonificar el conjunto de músculos tanto lisos como estriados, y finalmente mejorar la estructura y entramado muscular del conjunto muscular del suelo pélvico.

    El BTL EMSELLA cumple todas las normas de regulación sanitaria europea CEE IEC 60601-1 y obtuvo a principios del año 2018 la autorización FDA (de EE.UU) para su uso en el tratamiento de diferentes tipos de incontinencias urinaria femenina y con resultados contrastados clínicamente. Es una técnica que no precisa operadores de forma permanente, no inflige dolor, riesgos a la salud o molestias a los pacientes, no tiene ningún consumible salvo el gasto eléctrico correspondiente. Los protocolos de la incontinencia urinaria están basados en unas 8 sesiones de 28 minutos bisemanales, las pacientes tratadas constatan una mejoría importante en la reducción de las perdidas de orina, con un nivel de satisfacción del orden del 95% tal cual como lo indican los estudios y ensayos clínicos publicados sobre esta tecnología, tal cual como adjuntamos

    INDICACIONES EMSELLA

    *Recuperación muscular del suelo pélvico post parto.
    *Incontinencia urinaria de esfuerzo y mixtas.
    *Disfunciones sexuales femeninas y masculinas.
    *Rehabilitación del suelo pélvico post quirúrgico, post traumático en hombre y mujer.

    Está en estudio el tratamiento de la disfunción eréctil masculina, los tratamientos preventivos frente a prolapsos y la atrofia vaginal incipiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.